¿Cuándo se observa?

     Siempre que el tiempo lo permita. Y que la Luna no esté presente. No es que tengamos una especial aversión a la Luna: simplemente, es que molesta. Cuando la Luna está muy crecida, ya 2 ó 3 días después de la Luna Nueva, ilumina tanto el cielo como un farol de mercurio, y da lo mismo ir allá que quedarse en la ciudad, en pleno alumbrado público. –

     Vicino, y algunos amigos, han ido a veces a permanecer allí varios días seguidos, hasta más de una semana. El problema es que con la extrema variabilidad del tiempo atmosférico (cambio climático mediante), no resulta práctico permanecer allá una semana entera, y tener sólo 2 ó 3 noches de cielo despejado.     Habitualmente invitamos a los alumnos del "Taller", así como a todos los miembros de la FUNDACIÓN, a concurrir a nuestras "Jornadas de Observación Colectiva" en días sábado (por aquello de que al día siguiente se puede dormir un rato más) y cuando la Luna está en menguante o en Nueva. Por eso, hacemos (o planeamos) estas "Jornadas" dos veces al mes, siempre en dos fines de semana consecutivos. Pero, seamos sinceros, muchas veces no podemos cumplir con lo planeado. Sabrán disculpar. –

     A éstas se suman otras "Jornadas" que programamos para los meses del verano, aunque entonces el "Taller" haya cesado su actividad de aula. Y ya se ha convertido en una tradición la fiesta que anualmente hacemos en el Observatorio, el sábado más próximo a la Luna Nueva del mes de enero, celebración que hemos denominado "Día del Astrónomo Amateur". –

     En estas fiestas se ha vuelto una tradición un breve discursito de bienvenida, y luego convidar a todos los presentes con un vaso de vino y unas empanadas, y hacer un brindis por la amistad y los buenos cielos. –

     Y después, apagando todas las luces, se empieza a observar el cielo: un reconocimiento a simple vista de las constelaciones y objetos de interés, y después con prismáticos y con telescopios. –

     A veces hemos tenido cientos de personas como participantes, y creemos que el récord fue en el año 2000 con unas 320 personas. ¿Se imaginan cuánto vino? ¿Y cuántas empanadas? Pero lo que importa es que todos se van contentos, y con la satisfacción de descubrir un cielo que en las ciudades está totalmente vedado. –


JORNADAS de OBSERVACIÓN - 2013
 

QUEDAN SUSPENDIDAS HASTA
QUE SE TERMINE LA RECONSTRUCCIÓN

DEL OBSERVATORIO

Colecta por la reparación del Obsertvatorio:

Varios amigos han abierto una cuenta en la organización Abitab,
que tiene sucursales en todos los barrios, en todo el país.  La cuenta es la Nº  33.875.  
Y ya han afluido unas pocas donaciones, aunque todavía hace falta mucho más ayuda.  
Cualquier monedita sirve. 
Gracias.-

Comuníquense con nosotros al 2601-2124