LA FOTOGRAFÍA ASTRONÓMICA

     Disponiendo de un cielo de gran oscuridad y transparencia, sería absurdo dedicar este observatorio a echar simples miradas a la Luna o a los planetas. No es que tengamos nada contra la Luna o los planetas, pero se pueden ver telescópicamente desde cualquier lugar, incluso desde el centro de Montevideo. En cambio la Vía Láctea, las nebulosas y las galaxias, no se pueden ver ya desde las ciudades grandes, y Montevideo es una ciudad grande. Incluso Salto, o Paysandú, o Melo, son ya ciudades grandes, que derrochan luz hacia el cielo, impidiendo ver las maravillas del cielo profundo. –

     No es necesario recurrir a un tonto patrioterismo para decir que el cielo del Sur es muchísimo más rico que el del Norte. Quien haya tenido oportunidad de viajar al Hemisferio Norte se podrá dar cuenta de que tiene muy pocas estrellas brillantes, y que casi no se ve la Vía Láctea, aun desde el campo o desde la montaña. Aquí en el Sur, especialmente en el invierno, tenemos un cielo maravilloso, que ofrece sobre nuestras cabezas cada noche el espectáculo grandioso del núcleo de la Vía Láctea, en Sagitario, y a su lado el Escorpión, Ofiuco y la gran nube estelar del Escudo, entre otras maravillas.

     Y próximas al Polo Celeste Sur, las dos magníficas Nubes de Magallanes, las galaxias más cercanas a la Vía Láctea, girando en torno al Polo todas las noches del año. –

     Por eso Vicino se dedica, dentro de lo posible, a hacer fotografía del cielo profundo. La Vía Láctea, las Nubes de Magallanes, los cúmulos globulares como Omega de Centauro (w Cen), la gran nube estelar de Sagitario, con los cúmulos abiertos M 6 y M 7, la nebulosa "Cabeza de Caballo" en Orión, la gran nebulosa de Orión (M 42), de "La Laguna" (M 8) en Sagitario, y la que rodea a Las Pléyades (M 45), en El Toro, etc. han sido reiteradamente fotografiadas en el cielo perfecto de Villa Serrana. –

     Lamentablemente en los últimos años han desaparecido del mercado las películas fotográficas de alta sensibilidad; algunas han dejado de producirse, ante el avance de las cámaras electrónicas (digitales), y otras simplemente no se importan, porque nuestra plaza es muy pequeña y los importadores no quieren arriesgar. Los sucedáneos, como son usar películas con revelado forzado, no han dado el rendimiento que teóricamente debían dar, y esto ha limitado el trabajo fotográfico hecho desde el Observatorio. –

          Tal vez algún día se pueda comprar una cámara CCD, con todo su equipo complementario (un "laptop" y demás accesorios). –

 

Actualmente Vicino está trabajando en un nuevo libro que versará sobre el zodíaco. Será ilustrado con fotografías tomadas desde el Observatorio, y como muestra van este par de fotos recientemente obtenidas:

            

setstats 1La imagen de la izquierda muestra entera la constelación del Escorpión, y la de la derecha, la parte central de la Vía Láctea invernal, incluyendo al Escorpión, Sagitario y, molestando, el planeta Júpiter (muy a la derecha).